Residentes de Fortuna lucharán para evitar venta de terreno costero

Jaime Torres Torres

Texto y fotos

Prensa sin censura

Mientras el País sigue distraído con las vacunas y la nueva cepa del Covid-19, los parajes más hermosos y valiosos de la Isla del Encanto siguen a la venta, como se desprende de la publicación de un anuncio en el portal de Clasificados On Line que promueve la venta de 4. 395 cuerdas de costa en el sector Fortuna Playa del Barrio Mameyes de Luquillo, al precio de $1 millón 400 mil o mejor oferta.

Los dueños privados pueden disponer de su propiedad. Ese no es el dilema. El problema es el poco esfuerzo del Estado y el Municipio para adquirir y conservar libre de desarrollo el área en plena zona marítimo terrestre, cuyas dunas protegen parte de la comunidad Fortuna Playa, cuya costa es erosionada cada vez más por el fuerte oleaje a consecuencia del aumento en el nivel de mar.

Fortuna Playa, en general, es un sector pobre; otrora comunidad de pescadores, que tiene una capilla en honor de la Virgen de la Caridad del Cobre, localizada a la izquierda antes de llegar a los quioscos de Luquillo si maneja desde Río Grande por la PR-3.

La parcela vacante, de 4. 395 cuerdas, según la promoción es ideal para uso turístico-residencial, lo que propiciaría gentrificación o desplazamiento en la comunidad y tendría un serio impacto ambiental y ecológico porque es zona de anidaje de la tortuga marina.

El lugar queda cerca del Balneario La Monserrate, que el Estado descuida y se asegura será privatizado. Más hacia el este, el litoral Punta La Bandera, también está a la venta, por lo que los terrenos costeros de Luquillo parecen destinados a la privatización a manos de capital extranjero.

El número del anuncio en Clasificados On Line es 4550634 y el teléfono de Christiansen Commercial, con licencia # 134, es el 787-778-7000.

El medio independiente Prensa sin censura visitó el sector para una transmisión en vivo y contactó a la vecina Haydeé Cruz, residente de la comunidad durante alrededor de 45 años.

Cruz señaló que en el pasado la comunidad ha resistido y luchado para impedir su desarrollo. Incluso, mostró fotos de las inundaciones, cuando el mar embiste la costa, inunda la carretera y casi llega a las residencias aledañas.

“Aquí no hay ni cinco cuerdas ni cuatro porque el mar ha seguido comiendo, como decimos en el argot popular, o ha seguido entrando y reclamando lo que se dice es del mar. Nosotros nos oponemos. Aquí hay anidaje de la tortuga marina. En años anteriores, en que hubo el intento de edificar aquí unos siete edificios, nos organizamos porque es zona inundable. Este anuncio ha salido en estos días y ya los señores Alvin Rosario, Raúl García y yo hemos estado en conversaciones para ver qué dinámica vamos a desarrollar”, señaló Cruz.

Mientras, el alcalde popular Jesús Jerry Márquez, reelecto a un tercer término, no se inmuta ni parece darse por enterado de lo que ocurre con las playas de Luquillo.

En semanas recientes también ha trascendido la venta de 18.47 acres en Punta La Bandera, a un costo de $7 millones 500 mil.

Los líderes comunitarios de Fortuna Playa librarán una nueva lucha para impedir la venta y desarrollo de la parcela, localizada al lado de un parque de pelota, sin uso por los daños de la marejada a su infraestructura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s